El copywriting es una técnica tan versátil que igual te vale para páginas de ventas de tu negocio ecológico y sostenible que para tu estrategia de e-mail marketing. Aplicar copy a tus mensajes de correo electrónico te ayudará a tocar la fibra de la persona que te está leyendo y predisponerla positivamente hacia lo que le estás ofreciendo.

Se dice que el copywriting vende, pero lo hace porque mueve emociones conectando de forma genuina con tus lectores. Piénsalo. Cuando algo llega dentro y cala, ¿no es más probable que te movilice a realizar una acción?

Está claro que el primer lugar donde debe llegar un e-mail es a la bandeja de entrada. Pero una vez allí el siguiente destino es el corazón de las personas suscritas a tu lista. Así que, para que lo tengas claro te voy a explicar cómo y dónde aplicar copywriting a tus campañas de e-mail marketing.

Te voy a dar 7 ideas para incluir la persuasión en tu estrategia. Con esto conseguirás atraer la atención de tus lectores y cautivarles para que realicen la acción que has planeado. Unas veces querrás que abran tu e-mail y lo lean porque acabas de publicar un artículo en el blog. Otras veces, porque estás lanzando un nuevo producto o servicio. No importan las razones porque en todos los casos podrás trabajar bajo este enfoque.

 

Haz que tus campañas de e-mail marketing lleguen al corazón de tus suscriptores

El éxito no depende de un único factor, pero si prestas atención a estos puntos tienes más posibilidades de lograr tu propósito.

 

1 # ¿A quién vas a escribir?

Sin destinatarios no hay envíos, así que el primer elemento que debes cuidar en tu sistema de e-mail marketing es tu lista. Para hacer que crezca y se llene de e-mails a los que enviar tanto información útil como promociones puedes montar una squeeze page. Es la página donde ofreces un contenido alineado con las necesidades de tu audiencia. Un lead magnet, para que nos entendamos. Se lo pueden descargar a cambio de cederte su nombre y su e-mail. En esta página ya puedes escribir de forma persuasiva, mostrando qué conseguirán con esa información que ofreces de forma gratuita.

 

2 # ¿Quién escribe el correo?

Algo tan sencillo como poner un nombre de persona física en el remitente de tu e-mail puede conseguir más atención que si llega desde una dirección impersonal. Esto no lo he inventado yo. Es una idea derivada del Manifiesto Cluetrain, un listado de 95 conclusiones sobre cómo adaptarse a la nueva forma de conectar con los usuarios en la era digital. Te contaré 3 de ellas:

  • Los mercados son conversaciones.
  • Las conversaciones entre los seres humanos suenan humanas.
  • Para su audiencia objetivo, las compañías suenan huecas, opacas, literalmente inhumanas.

¿Qué te da más confianza? ¿Recibir un email de «Blog Palabra de Araña» o de «Ana de Palabra de Araña»? Pues eso.

 

3 # De bien nacidos es ser agradecidos

Cuando te presentan a alguien siempre le dices algo así como “encantado de conocerte”. En el e-mail también. Si alguien decide entrar en tu comunidad lo adecuado es darle las gracias por sumarse y enviarle un correo de bienvenida. Los gestores de e-mail marketing suelen tener ya diseñados estos procesos. Solo tienes que adaptar el mensaje a tu negocio para que la acogida sea cálida y refleje tu personalidad como marca.

 

4 # Tu audiencia solo es una persona

Aunque tu lista contenga 10.000 nombres (ojalá, ¿verdad?) cuando escribas solo debes dirigirte a una de ellas. Piensa en qué te resulta más fácil, si hablar con una persona en una cafetería o dar una charla en un auditorio con cientos de personas. Pues en el e-mail pasa lo mismo. Si quieres sentir ese efecto de estar charlando con un amigo, escribe solo para esa persona con la que tomas café. Te resultará más sencillo y a la persona a la que le llega el mensaje le sonará más cercano. Centra tu atención en tener presente a ese cliente ideal para el que escribes y y pon toda tu energía en conectar con él.

 

5 # Crea títulos que aporten beneficios, provoquen curiosidad o reflejen un punto de dolor 

Tu e-mail puede tener contenido interesante, útil y dirigido a esa única persona de la lista, pero si no lo abre no servirá de nada. Una vez que el e-mail llega a su destino —el buzón—, la siguiente barrera que debe superar es la de la apertura. Así que si quieres que tu e-mail se abra, ofrece algo atractivo en el título del mensaje. Puedes mostrar un beneficio, provocar curiosidad o dar en una preocupación que tiene tu suscriptor. Cualquiera de estas tres opciones le removerá y lo abrirá para conseguir ese beneficio que prometes, despejar la curiosidad o hallar el remedio que busca.

 

6 # Hablar de resultados da resultado

Si estás preparando una campaña para lanzar o promocionar un producto o un servicio, puedes jugar con los casos de éxito y resultados obtenidos por algunas personas. Esto tampoco me lo he inventado yo sino el psicólogo Robert Cialdini. Él recogió en su libro Influencia, psicología de la persuasión 6 principios que hacen más fácil la persuasión. Uno de ellos es la prueba social o los testimonios. Contar qué consiguieron algunas personas influye en otras tantas para pensar que eso que ofreces merece la pena.

 

7 # La guinda de tu email

Cada e-mail tiene un propósito, por eso cerrarlo con una despedida no es suficiente. Debes llevar al lector hasta la acción que quieres conseguir. No des por supuesto que tu lector lo hará por sí solo. Tienes que pedírselo. Esto es lo que se llama en copywriting la «llamada a la acción» o call-to-action. Para eso, lo primero que tienes que pensar es en el objetivo del e-mail. Si quieres que visite tu blog, que comparta el email, que reserve, que compre, que responda, que te visite en redes… lo que sea, díselo. Pero sé muy sutil, que para eso estás aplicando copywriting o el arte de la persuasión.

 

En esta serie de 3 artículos sobre e-mail marketing has aprendido por qué usar e-mail marketing y los pasos para crear un sistema de e-mail marketing sencillo. Quedaba por explicar el ingrediente clave para que tus suscriptores actuaran y te he dado 7 claves para incluir la persuasión en tu comunicación por e-mail. Ahora bien, la manera de ganártelos y llegar a su corazón no consiste solo en aplicar una técnica sino en conectar de forma auténtica con ellos, en hablarles de cosas que les importan y hacerlo como si estuvieras mirándoles a los ojos. Solo te ganarás su atención si realmente entiendes lo que les pasa, si empatizas con lo que necesitan y les cuentas tu solución de forma natural.

 

Ahora es tu momento de mirarme a los ojos y decirme si con este artículo he dado en alguno de los problemas que tienes con tu estrategia de e-mail marketing. Tu comentario me servirá para saber si estoy cerca de tus preocupaciones o tengo que trabajar un poco más sobre mi cliente ideal.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies