Si te fijas en la fecha del post anterior y la de este verás que casi ha transcurrido un año entre ambos. Es fácil pensar que dejé de publicar porque me quedé sin ideas o porque tenía tanto trabajo de clientes que no podía actualizar mis propios contenidos.

Sin embargo, ninguna de estas razones es cierta. Detuve el blog porque tomé una decisión que desencadenó un torrente de cambios.

Si tienes curiosidad por saber lo que me ha pasado durante este último año te invito a leer la crónica de mi reinvención.

 

La experiencia más transformadora desde que empecé mi proyecto

En marzo de 2017 cayó en mis manos un email que anunciaba un curso para aprender a trabajar el copywriting y a gestionar los negocios de redacción digital: Adopta un copywriter,  de un tal Javi Pastor, al que no seguía mucho por entonces.

No le seguía, pero ofrecía justo lo que necesitaba.

Quería conocer el proceso de trabajo y la gestión de un negocio como el mío. Y acerté. Es la mejor inversión que he hecho desde que empecé mi proyecto. He hecho varios cursos, pero ninguno como este o, al menos, con resultados así de tangibles.

Lo que vino a continuación no podría haberlo imaginado ni a pesar de todas las promesas que hubiera leído en la página de venta del curso.

Dediqué mucho tiempo y esfuerzo a la formación para aprovecharla a tope. El temario era denso, pero lo mejor fue la parte práctica porque iba aplicando los conocimientos al mismo tiempo que los aprendía. Y esto sí que fue motivador porque iba comprobando mi evolución en directo.

Prioricé el curso. No podía permitirme dejarlo archivado porque había sido una gran inversión, pero también porque Javi te da un chute de motivación y energía que te impide relajarte. Y además, porque la comunidad de alumnos creada alrededor del curso en la plataforma Slack te acompaña en el proceso. En ella siguen participando adoptados de ediciones anteriores y se van sumando los de las nuevas, de modo que es un aprendizaje continuo aún a día de hoy.

Así que decidí dejar de publicar el blog en ese momento y pensé que pronto lo retomaría. Pero no fue así.

Una vez terminado el curso fue el momento de empezar a tomar decisiones. Necesitaba dar un impulso a mi negocio y poner en práctica todo lo aprendido, que fue mucho.

Por un lado tenía que sacar adelante el trabajo de los clientes y, por otro, pensar en cómo quería enfocar mi proyecto.

 

Especializarse o no, esa es la cuestión

Javi nos hablaba de especializarnos y te aseguro que al principio no lo veía claro. Me asustaba enfocarme en una temática concreta. Tampoco tenía claro hacia dónde. Le di bastantes vueltas hasta que un día mi cabeza hizo clic y vi la luz.

Especializarse no solo es una cuestión de arrimarse al nicho que más de moda esté. Tiene que salir de dentro de ti, es una parte de tu identidad y de tu historia.

Hago un inciso para aclarar que siempre suelo enfocar la comunicación —sobre todo en las pequeñas marcas como las de los emprendedores— desde el lado de la identidad. Lo que eres, marca —nunca mejor dicho— lo que haces.

Para mí, la elección de especialidad está determinada por:

  • Ser un tema que te gusta y que dominas.
  • Tener experiencia.
  • Y, muy importante también, conocer personas de ese sector.

 

Trabajando por la Sostenibilidad

Para no aburrir con mi etapa de dudas, te diré que logré mirar dentro de mí y encontrar el tema que llevaba dentro desde hace tiempo. Mi libreta de ideas no engaña, ¡lo había esbozado en ella hacía tiempo!: Ecología y Sostenibilidad. 

Había trabajado en marketing y comunicación en el sector forestal durante los casi 10 años anteriores, manejando la comunicación de diferentes proyectos ambientales. No es casualidad que rondara mi cabeza.

Si al principio no lo contemplé fue porque no dejé ese trabajo por voluntad propia — aunque es cierto que fui yo quien tomó la decisión de marcharse— sino porque en ese momento la empresa planteó un ERE.

Fue doloroso tener que abandonar un proyecto que me gustaba, donde tuve buenos compañeros, y en el que trabajé durante una etapa muy importante de mi vida.

Por eso, cuando lancé mi proyecto personal no quise abrir esa herida o, mejor dicho, tuve que dejarla cicatrizar para poder mirar de nuevo en esa dirección.

En estos devaneos estaba cuando contactó conmigo Yeray para encargarme el copy de su web.  Él es consultor ambiental con una visión muy social de la Sostenibilidad y fue una de esas carambolas que te confirman que vas en la buena dirección.

Recientemente había reorientado sus servicios y necesitaba plasmar el nuevo enfoque de su negocio en los textos. Después quería darle continuidad a su nuevo discurso a través del blog, que finalmente ha visto la luz a través de una plataforma con mucho más alcance que su web, la revista de ciencia, tecnología y cultura Tendencias 21.

¡A por el branding!

Una vez tomada la decisión de enfocar mi proyecto hacia la Ecología y la Sostenibilidad, empecé a investigar (el gran pilar del copywriting) y a plasmar por escrito las conclusiones a las que iba llegando. Mis ideas iban fluyendo.

En un cambio tan importante como el que yo estaba abordando es importante plasmar hacia el exterior los cambios que se producen en el interior. Esa es la clave del branding, la disciplina que se ocupa de la construcción de marcas, ir desde dentro hacia afuera.

Necesitaba crear una nueva imagen que proyectara mi nuevo enfoque y en la que me sintiera reflejada. Ahí fue donde intervino Gabriela, de GabyMoo Studio. Captó mi esencia y el objetivo de mi proyecto y los fusionó en un logotipo con el que me siento identificada y que se orienta al sector que he elegido.

Gaby trabaja el branding a fondo y cada decisión que propone en torno a los colores, la tipografía o la imagen responde a razones fundamentadas que logran que el diseño funcione y, además, emocione.

Después vino el diseño y desarrollo de la web, sobre el que tengo que decir que nunca es sencillo cuando lo haces para ti misma. La falta de perspectiva y el perfeccionismo complican sacar un resultado con el que estar satisfecha en un tiempo razonable.

Sin embargo, Gaby me orientó y ayudó a hacer que el proyecto avanzara. Su guía ha sido fundamental para lograr este resultado. Trabajamos en paralelo diseño y contenido —ya hablé de ello en el artículo sobre qué va primero, si uno u otro —.

Y por fin logramos sacarla a la luz.

 

Lo que he aprendido durante estos meses 

Te he contado resumidamente lo que ha ocurrido durante los últimos meses. Lo que no te he dicho es todo lo que he aprendido en este tiempo.

Porque no solo he aprendido copywriting y redacción o gestión de este tipo de negocios.

Sobre todo he podido conocerme (yo pensaba que ya me conocía, pero todavía me faltaba más), a tomar decisiones coherentes con quien soy y a ser fiel a mí misma.

Ha sido un año de crecimiento personal. Aparte de reposar y asimilar el aprendizaje, he podido mirar de frente los obstáculos que me frenaban y decidirme a superarlos.

Ya he aceptado que soy slow, que me gusta hacer las cosas a mi ritmo, pero también que a veces hay que dejarse llevar y desprenderse del perfeccionismo para avanzar hacia la meta sin autosabotearse.

 

De adoptada a adoptante

Cuando ya me daba por satisfecha de todos mis avances, llegó otra propuesta que me dio otra vuelta de tuerca: Javi Pastor me pidió ser tutora en la edición de Adopta un copywriter que comenzaba en marzo y acepté encantada.

Ahora tengo la responsabilidad de inculcar a mis alumnos las buenas artes del oficio y de animarles a avanzar, igual que hizo Javi conmigo hace un año.

Esta es la crónica del último año. Solo quería dejarla plasmada para que quien aterrice en el blog entienda ese lapso de tiempo en el que el blog ha hibernado y que sirva a quienes duden, se cuestionen o se replanteen una evolución en sus proyectos.

Creo que es muy sano dedicarse un tiempo a mirarse, a repensarse y a atreverse a reinventar la propia historia.

 

¿Ya has saciado tu curiosidad? Ahora cuéntame tú, ¿has pasado por alguna etapa de sequía, silencio, incluso desmotivación con tu blog? Comparte tu historia conmigo y los demás lectores del blog. Confesar alivia.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies